segunda-feira, 15 de dezembro de 2008

LILITH Y EL PATRIARCADO

Cuando se instauró el patriarcado las divinidades que representaban los derechos o el poder de las mujeres fueron abolidas y cayeronn en el olvido o por el contrario pasaron a ser presentadas como animales monstruosos que debían ser derrotados o aniquilados. En cuanto estas divinidades se avienen al nuevo sistema de valores, esto es, el patriarcado, las mitologías las describen como femeninas, el caso por ejemplo de las Erinias griegas; pero cuando representan el orden de cosas que se desea erradicar y se alzan en portavoces del mismo, se las califica de feas, repulsivas, incluso peligrosas, para remitirnos también a Grecia la gorgona Medusa a la que Perseo corta la cabeza.
Lilith es pues el concepto de la mujer emancipada, en el patriarcado sinónimo de mujer de sexualidad libre, por lo tanto no distribuída por los hombres y exenta de entregar los hijos a estos, la antítesis de la madre pasiva y sacrificada entregada a la maternidad de la que hace apología el sistema patria.